martes, 3 de agosto de 2010

Dios habla a su pueblo

Alguna vez te haz preguntado ¿Cómo podemos escuchar la voz de Dios en nuestros días? De las historias bíblicas siempre me pareció extraordinario la forma en que los hombres de la Escritura escuchaban a Dios hablar y de esta forma podían saber lo que Dios tenía reservado para ellos. Y meditando en esta idea, Dios no ha dejado de hablarnos, siempre esta presente. Sin embargo; el pecado nos separa de esta posibilidad. Dice la Biblia " 10 Así está escrito: «No hay un solo justo, ni siquiera uno; 11 no hay nadie que entienda, nadie que busque a Dios." Romanos 3:10-11. Algunos piensan que pueden pedirle a Dios una señal del cielo para saber que hacer, pero deberíamos tener cuidado con está idea, ya que puede tratarse de incredulidad, por ejemplo; Los fariseos y los escribas le pidieron una señal a Jesús para creer en Él, no se daban cuenta, que estaba Dios en medio de ellos, pero estaban muy lejos para poder verlo (Mateo 12:38-39). Hoy en día existen tantos "Caminos" que el hombre puede tomar, y los destinos a los que llevan son devastadores, tal vez has experimentado algunos de estos destinos como resultados de haber actuado bajo tu propia decisión sin tomar en cuenta a Dios. Dios continúa hablando a su pueblo (Hebreos 1:1-2; Juan 14:26; Juan 16:13-14) la Escritura nos revela como Dios habla a su pueblo el día de hoy. Pero se trata de un asunto muy serio, hay una verdad que no podemos negar, "Si no escuchas su voz el problema esta en la raíz de tu experiencia cristiana" los profetas del Antiguo Testamento y los discípulos de Jesús tenían algo en común, algo que hace la diferencia "Una Relación de Amor con Dios" quiere decir que eran de Dios, su pueblo, sus hijos. La Biblia dice: "47 El que es de Dios escucha lo que Dios dice. Pero ustedes no escuchan, porque no son de Dios." Juan 8:47. Este es un asunto de gran importancia. Imagina por un instante, escuchar la voz de Dios a través de una relación diaria con Él. La lectura de la Biblia, la Oración, La Iglesia y las circunstancias diarias tomarían otro sentido, comenzarías a escuchar la voz de Dios, y tu vida sería como usar un GPS, identificarías cuando el esta hablando, pero lo mejor, es que en esta experiencia, Dios te hablaría de manera personal. La clave esta en una relación con Dios. Puedes decirle ahora mismo a Dios que te permita entrar en una relación con Él, la diferencia será radical "2 El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. 3 El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las saca del redil". Juan 10:2-3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada